MeteoBinéfar

Al igual que el año pasado, agosto se convirtió en el mes más seco del año. En ninguna de las estaciones de La Litera se superó el litro de precipitación, quedando ésta restringida al Pirineo y parte de los somontanos, todas ellas en forma de chubascos tormentosos. Con agosto también terminó el año agrícola. Un año normal en cuanto a las precipitaciones (347 mm en Binéfar), y normal también en cuanto a la distribución de las mismas; invierno y verano secos (34mm y 57 mm, resp.), y otoño y primavera más bien húmedos (117mm y 139mm, resp.), tal y como establece el guión climático de esta zona.

Volviendo a agosto, no mucho que decir, ambiente anticiclónico durante todo el mes, que se tradujo en temperaturas por encima de la media en toda la comarca; Santa Ana dio la máxima con 26 ºC, Binéfar 25,3 ºC (1,3º de anomalía positiva), La Melusa 25 ºC y San Esteban 24,8 ºC. En el caso de Binéfar, las temperaturas mínimas fueron determinantes para establecer el carácter  muy cálido al mes, con valores muy elevados durante todo el mes, casi dos grados por encima de la media y hasta siete noches tropicales, eso si, no de forma continuada.

Después de este último mes los valores de agua embalsada en el Pirineo han descendido por debajo del 50%, lo que empieza a ser ya preocupante. Esperemos que el otoño incipiente haga bueno el refrán que dice “tras secos veranos, otoños tempranos”.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*