MeteoBinéfar

Ya avanzábamos a finales de la semana pasada que éste iba a ser un mes histórico, y aunque nos hemos quedado en puertas de batir el récord histórico del año 2006, no podemos olvidar el ambiente primaveral que hemos disfrutado hasta hace poco más de una semana. Hasta el día 23 la media de temperatura en Binéfar se situó en 13,5 ºC, cinco grados por encima del promedio normalizado, de haber seguido así hubiera sido un mes extraordinario, verdaderamente anómalo y digno de estudio. En una primer estudio de los noviembres más cálidos, en ninguno de ellos se ha alcanzado dicho valor ni de cerca.

Sin embargo, la última semana de nieblas y menguadas temperaturas redujo finalmente esta cifra quedando en 11,8 ºC (+3,5 ºC), cifra inusual también, pero más cercana a otros valores recientes, como podemos observar en la siguiente lista:

2011 : 11,8 ºC

2006: 12,0 ºC

1995: 11,0 ºC

1989: 11,8 ºC

1983: 11,4 ºC

1961: 11,6 ºC

1947: 11,8 ºC

La causa principal de esta anomalía hay que buscarla fundamentalmente en las masas de aire que nos han afectado, de origen templado o subtropical e inestables producto de las numerosas incursiones de borrascas atlánticas de baja latitud que han entrado en la Península por el oeste. La elevada nubosidad, con 14 días cubiertos, no ha impedido que la media de las máximas se situara dos grados por encima de lo habitual, pero es que las mínimas, cercanas a las heladas habitualmente para estas fechas, se han desviado la “friolera” de cinco grados, batiendo la marca histórica del año 2006, esta vez sí, de mínima absoluta más elevada para un mes de noviembre con 3,6 ºC.

A cambio se han solucionado transitoriamente los problemas de escasez de agua en los pantanos. Las precipitaciones han sido generosas, sobre todo en la montaña de la zona oriental. En Binéfar se ha doblado casi la media con 53 mm. Aun con todo todavía tiene que seguir lloviendo, y nevando, si no queremos tener problemas el curso que viene.

Por otra parte, parece que finalmente hoy , con un poco de retraso, se retiran las nieblas que hemos padecido durante este final de mes, el frente que nos ha atravesado sin pena ni gloria, ha revuelto el ambiente disipando la niebla cerrada con la que nos habíamos levantado. Aunque para los próximos días parece que vuelve el anticiclón y con él la posibilidad de nuevas nieblas. Y el frío de verdad, que no se vislumbra, ni en la previsión a medio plazo parece estar preparada la atmósfera para enviarnos esos terribles nortes a que nos acostumbra en invierno. El año pasado por estas fechas ya habíamos pasado la primera entrada de aire frío y recibíamos una segunda. Habrá que esperar.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*