MeteoBinéfar

Diciembre estable

08/01/2014
by Víctor

Final de año muy tranquilo. De no ser por las nieblas que dieron mucha guerra en las tierras bajas, podríamos decir que este mes de diciembre no iba a pasar a la historia por nada; y desde luego que así será en muchas poblaciones altas de La Litera y del Pirineo. Pero como en otras muchas ocasiones la niebla vino a perturbar el orden termométrico que reina en la atmósfera estándar. Me explico, si recuerdan noviembre acabó con la entrada de la primera y única hasta el momento masa de aire frio que hizo bajar las temperaturas por debajo de los -5°C  durante varios días, y así comenzamos también el mes de diciembre. Lo que vino después fueron 15 días de fuerte estabilidad que favoreció que el aire frío se quedara en el fondo de los valles; la falta de ventilación y la inversiones térmicas nocturnas ayudaron a la formación de nieblas espesas que como en el caso de Binéfar acumularon hasta nueve días consecutivos sin ver el sol con máximas que apenas superaban los 3°C. Mientras tanto en las tierras altas gozaban de máximas relativamente altas para estas fechas. Por poner un ejemplo, el día 10 el termómetro en Binéfar, con niebla cerrada, no pasó de 0°C, mientras que, con un sol espléndido, en el pantano de Mediano la máxima alcanzaba los 10°C y en la sierra de Guara, a casi 1000 m de altitud, los 11,5°C. Y así durante nueve días seguidos. Claro, con estos datos es normal que los valores numéricos medios se vean afectados en gran medida. Nos tenemos que remontar hasta 2005 para encontrar una temperatura media tan baja en el llano.  En Binéfar y San Esteban la media se quedó en 3°C, dos grados por debajo de la media normalizada de 1981-2010 (ya hemos cambiado de decenio de referencia), que representa el tercero más frío de los últimos 20 años, después del de 2001 y 2005.

Y eso que las mínimas, aun sufriendo hasta 21 días de helada,  no fueron excesivamente bajas tras la incursión de aire frío, pues tan solo descendieron hasta los -6,7°C en San Esteban, siendo uno de los diciembres más suaves de los últimos años en este sentido. Pero es que las máximas como hemos puesto de manifiesto en el ejemplo anterior tampoco remontaron durante muchos días lo que condicionó enormemente la estadística del mes.

Como contrapartida la intensa estabilidad estacionaria durante tres cuartas partes del mes también afectó al paso normal de perturbaciones por la Península y por nuestra zona. Aun así, durante los últimos doce días el anticiclón dio alguna tregua y permitió el paso de algunos frentes desde el oeste que dejaron buenas precipitaciones en el Pirineo y no tan buenas en las tierras bajas, que finalmente quedaron escasas con unos exiguos 12 mm en Binéfar o San Esteban y 17 mm en Santa Ana.

En unos días mostraré el resumen del año con los datos más significativos de esta zona.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*